TULIPANES

• Compre bulbos de buen tamaño. Se conocen comercialmente como bulbos calibre 12/+. Al ser de menor tamaño los bulbos, las flores van a ser más pequeñas.

No exponer los bulbos al sol y guárdelos en lugar fresco (puede ser la heladera, no el freezer) hasta el momento de su plantación.

Dónde plantar los bulbos

• Se cultiva en todo tipo de suelos pero los prefiere sueltos, ligeros y también se adapta a los que son arenosos. Lo importante que pueda retener la humedad pero que no se encharquen.

• Prefieren lugares con poca luz directa; sombra o media sombra en el jardín o en los balcones.

Cómo plantarlos

En primer lugar se debe preparar el suelo, este debe estar lo más mullido posible y con una profundidad de unos 25 cm. La forma de plantar los bulbos en el jardín es, una vez definido el espacio a cubrir se desparraman la cantidad de bulbos necesarios y ayudándose con una palita de jardín se van enterrando. En el jardín se plantan los bulbos con la punta hacia arriba, a 15 cm. de profundidad y 10 cm. de distancia entre ellos. Es conveniente plantarlos, siempre que sea posible, en espacios con forma circular, también quedan muy presentables si se mezclan las distintas variedades. En las macetas, como mínimo de 15 cm. de diámetro, se pueden poner 6 bulbos asentándolos sobre 5 cm. de tierra y completar hasta el borde.

Riego y cuidado

Luego de haberlos plantado, se debe revisar la tierra periódicamente y mantenerla siempre húmeda, para el caso de lugares fríos, donde los suelos se congelan basta con un riego inicial hasta el momento que brotan. No se necesitan fertilizantes, si los bulbos son de buena calidad bastará con los nutrientes que esta tiene para llegar a una buena floración. Cuando los tulipanes son plantados en macetas, estas pueden quedar a la intemperie hasta que la planta a logrado unos 6 a 8 cm. de altura. Luego pueden ser llevadas al interior, siempre tratando de que estén en un lugar fresco, de esta forma se logrará un mayor tiempo de permanencia de la flor.

Clima y uso de la heladera

Si se trata de cultivarlos al aire libre en jardines o macetas, en regiones donde el invierno es largo y frío (ej. Patagonia), los bulbos reciben el frío natural y necesario que les permite romper la latencia y comienza la emisión de raicillas y su floración será de manera natural durante la primavera, dependiendo el tamaño de flor y lago del tallo solo de la variedad y tamaño de bulbo plantado. En el norte de la Argentina, donde los inviernos no son bien marcados los bulbos requieren de frío artificial Al norte de estas zonas se le puede dar el frío en la heladera. En ese caso dejarlos dos o tres semanas, , en el cajón de las verduras dentro de una bolsa de red. Plantarlos en lugar de semi-sombra.

SUELO IDEAL

Tierra+Turba+Arena en partes iguales RIEGO : Agua fria de la Heladera o Cubitos de hielo en el tallo dejando que se derritan y hagan de riego.

Producto añadido a la lista de deseados
Producto añadido a la comparacion